viernes, 21 de junio de 2013

LOS CUATRO ACUERDOS -- SEGUNDO ACUERDO

SEGUNDO ACUERDO: NO TE TOMES NADA PERSONALMENTE.


Seguimos con los acuerdos de la sabiduría Tolteca.




El segundo: No te tomes nada personalmente.

¡Cuánto nos afecta lo que digan de nosotros! Para mal y para  bien.

Sería  bueno que tuviéramos presente que a menudo, las palabras envenenadas que recibimos, poco o nada tienen que ver con nosotros, son fruto de la mente insana de la persona que nos las lanza. Eso sí, si nosotros no estamos emocionalmente sanos, la confianza en nosotros mismos flaqueará, nuestra autoestima  caerá a los suelos, la inseguridad se instalará en  nosotros, podremos sentirnos profundamente heridos por lo que los otros nos digan y dejarnos influir  de forma determinante las opiniones y pareceres de los otros. Estarás atrapado por los demás.

NO TE TOMES NADA PERSONALMENTE.

El motivo de que estés atrapado es lo que llamamos "la importancia personal". La importancia personal, o el tomarse las cosas personalmente, es considerar que todo gira a nuestro alrededor. Creemos que somos responsables de todo. ¡Yo, yo, yo y siempre yo!
 Por medio de este acuerdo uno puede hacerse inmune a todo tipo de intento de envenenamiento por parte quien sea que quiera lanzar su veneno hacia nuestra persona.

Cuántas veces no hemos visto que al decir un comentario ciertas personas se hieren de una manera fácil, dejando ver que en su interior tienen heridas sin sanar que con cualquier tallón por medio de la palabra de alguien, escuecen.

 Aplicando el segundo acuerdo nos haremos inmunes al veneno ajeno que quiera entrar en nosotros y convertirse en basura nuestra, puesto que al momento de dejarnos llevar por el veneno lanzado convertimos ese veneno en nuestro.

No tomarse nada personalmente se refiere tanto a los comentarios negativos que recibimos, como a los positivos. Son opiniones y ya está. Ni son verdad, ni son mentira. Además, y seguro que a todos nos ha pasado, una misma persona en un momento dado puede expresar lo maravillosos que somos y al día siguiente echar pestes de nosotros.

Nada de lo que los demás hacen o dicen  es por ti. Lo hacen y dicen  por ellos mismos.  Es su mundo, opiniones, heridas, experiencias etc., lo que están trasmitiendo, su visión de las cosas,  que nada tiene que ver con el tuyo. Lo que esa persona dice, lo que hace y las opiniones que expresa responden a los acuerdos que ha establecido en su propia mente. Su punto de vista surge de toda la programación que recibió durante su domesticación (educación).




Somos seres con sentimientos y de manera fácil nos herimos cuando algunas palabras nos son lanzadas  como dardos envenenados  y a veces cargamos con esa herida un tiempo innecesario. Si incorporamos a nuestra vida, este segundo acuerdo, nos liberaremos  de más de una flecha dirigida a hundir nuestra línea de flotación. Tendremos un escudo que impedirá que nos hiera la artillería lanzada por los demás.  Seremos inmunes al veneno que se nos lanza.

Descubrirás que más que confiar en los demás, es necesario que confíes en ti mismo.

Cuando no tomarte nada personalmente se convierta en un hábito firme y sólido, te evitarás muchos disgustos. Tu rabia, tus celos y tu envidia desaparecerán, y si no te tomas nada personalmente, incluso tu tristeza desaparecerá.

El mundo entero puede contar chismes sobre ti, pero si no te los tomas personalmente, serás inmune a ellos.

Si decides incorporar a tu vida este segundo acuerdo.

-         Aumentará la confianza en ti mismo, no necesitarás el refuerzo de los demás para confiar en ti.

-         Descubrirás que cada uno es responsable de sus actos. ¡Que tú eres responsable de ti mismo y de los de nadie más!
-         Habrás creado un escudo protector que impedirá que las palabras o actos de los demás te afecten.
-         Sabrás decir tu opinión. Decir sí cuando es sí y no  cuando es no, sin temer el que los demás puedan entenderte, enfadarse, y sobre todo sin tú sentirte culpable.
-         Caminarás libre.
       
       ¿Estás dispuesto a llegar a este acuerdo contigo mismo?





“No me tomaré nada personalmente”.  Repite este mantra, pégalo en la nevera, en el espejo del cuarto de baño, en el cristal de tu coche…en cualquier lugar que te recuerde constantemente el acuerdo al que has llegado contigo mismo.
Y practica, poco a poco lleva a cabo pequeñas acciones que te conducirán  sin duda a ser libre. A ser tú.



Un beso a tod@s :
 Gracia

Para ver el primer acuerdo pinchad en el enlace : PRIMER ACUERDO
 

13 comentarios:

  1. Y tanto..........
    Hay un refrán castellano que dice: "no ofende quien quiere,sino quien puede" y por eso nos tienen que encontrar fuertes.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que este acuerdo es básico para poder sobrevivir en la jungla de la vida, pero no siempre es fácil, más que no tomarse a título personal lo que te dicen no sentir dolor por el afa´n de personas que te importan por hacerte daño.
    Esas cosas que uno sabe que pueden herir a otro y que le lanza a sabiendas, muchas veces escudado en su absoluta sinceridad, no dejan de doler por mucho que te quieras blindar.
    Y cuanto más próxima es la persona que te lanza la andanada, más cuesta "pasar" de ella.
    Con todo, estoy totalmente de acuerdo en que no somos el ombligo del mundo y que muchas de las cosas que nos ofenden no iban en absoluto destinadas a molestarnos, simplemente son opiniones que divergen de las nuestras. Y en un blog en que te expones a las miradas de mucha gente de fuera de tu entorno mucho más.
    Me ha venido muy bien leer de nuevo este acuerdo.
    Un abrazo fuerte para las dos Gracia y Gema

    ResponderEliminar
  3. ¡ Claro que no es fácil! pero puede aprenderse, ejercitarse, yo utilizo dos recursos: distancia y desapego. Cuesta, pero el resultado mrece la pena.

    Estupendo refrán oportunadamente traido, un buen mantra...

    Un beso.

    Gracia

    www.crecercoaching

    ResponderEliminar
  4. Gracias Curra, por el abrazo
    Me ha gustado mucho lo del refrán y los dos recursos de Gracia..distancia y desapego.Así se puede llegar a conseguir llevar a cabo el segundo acuerdo.Pero es difícil..y mucho
    Un beso a todas

    ResponderEliminar
  5. Completamente de acuerdo...con este acuerdo jaja rima y todo, no podemos estar a expensas de los demás para sentirnos mal o bien. Sólo tenemos que depender de nosotros mismos...sino la llevamos clara. Lo peor es sentirte el ombligo del mundo...se pierde la capacidad de dar y de recibir. Un besito Gracia y feliz fin de semana para todas

    ResponderEliminar
  6. Creo que esa capacidad la vamos adquiriendo con los años, poco importa lo que nos digan y sobre todo duele mucho menos. Un besazo.
    http://www.solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  7. Hola Gracia!
    He leído atentamente la entrada y estoy muy de acuerdo, aunque hay que aprender y yo sigo a prendiendo a ello. Duele, depende de quién venga.
    Grandes consejos.
    Bss
    Nuria

    ResponderEliminar
  8. Buen post y buenos consejos. Pero que verano estamos teniendo? que aburrimiento un dia bueno y siete malos. Un besito

    ResponderEliminar
  9. Me elegro de que os haya gustado.
    Lola si hija ayer por la mañana en la playa y por la noche salimos y llovía..un asco¡¡
    Besos a todas

    ResponderEliminar
  10. Siempre nos recuerdas el camino adecuado Gracia. Buenos consejos, sólo hay que entrenarlos. Gracias a las dos Gema y Gracia por ser tan completas y permitirnos aprender algo cada día.

    ResponderEliminar
  11. Gracias a vosotras por leerlo y comentarnos que os gusta
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Gracia! que aún no te había leído en esta entrada! como siempre, me encanta como escribes, como describes, mejor dicho, lo que nos pasa algunas veces, como en este caso. Muy interesante tu punto de vista, siempre sabio.

    Un beso!

    ResponderEliminar

MUCHAS GRACIAS POR COMENTAR EN MI BLOG